miércoles, 26 de enero de 2011

Parecidos Razonables (I)...

Igual que hay personas que se parecen a otras, o series y películas que también se parecen a otras, con las canciones pasa lo mismo. A lo largo de este post, y de alguno más, iremos viendo canciones que tienen un cierto parecido a otras. No acusamos de plagio a los cantantes o grupos, sino, simplemente, que sus canciones se parecen. Imaginamos que algunas serán plagios descarados, otros serán versiones, y otras homenajes. Cuál es cual? Pues como no lo sabemos, pues eso, diremos que simplemente se parecen.

Comenzaremos con un clásico de la red, como es el "Uno más uno son siete" que cantaba Fran Perea en Los Serrano. La canción era una versión escrita por Mikel Erentxun de una canción suya también titulada Grandes Éxitos. Hasta aquí, nada raro... Total, todo viene de Mikel Erentxun. Lo raro es que la canción original (Grandes Éxitos) tiene bastante parecido en el estribillo con la canción Pure, de los Lighting Seeds. Veamos primero la canción "Grandes Éxitos", y luego la comparación del "uno más uno" y del "Pure"



El fenómeno OT da para largo, y aquí tenemos unos ejemplos...

Expediente X

En Televiendo hablaremos de historias y gilipolleces varías de la tele o el cine. Para inaugurar el blog, y llamándose "Expediente Villa", tenemos que hacer un pequeño homenaje a la serie Expediente X.


Expediente X fue una de las series más conocidas de los años 90, con un argumento original basado en fenómenos paranormales y de origen extraterrestres estudiados por un siniestro agente del FBI llamado Fox Mulder (David Duchovny), a quien le asignarán de compañera a una médica que trate de dar rigor científico (y en un principio de desacreditarle) a sus investigaciones llamada Dana Scully (Gillian Anderson).

Un camboyano se corta el pene para alimentar a los espíritus...

Si por algo me gustaban los programas radiofónicos de Arús era por comentar noticias surrealistas. Desde que desapareció (aunque un par de años después apareciera el "Ya Te Digo" en EuropaFM con José Miguel Cruz, el pupilo de Arús, y tratara de recoger el mismo estilo), me paseo por internet rastreando noticias absurdas. Una que me impactó, y que escuché por el mismo Arús hace siete años, y que no se me olvidará nunca, es ésta:

UN CAMBOYANO SE CORTA EL PENE PARA ALIMENTAR A LOS ESPÍRITUS
Un camboyano se mutiló el pene cuando, según dijo, fue visitado por espíritus hambrientos en un sueño y no tenía pollo o pato para ofrecerles.
Según la policía, Soun Ney, de 33 años, dijo a los espíritus que se marchasen cuando aparecieron pidiendo comida, y agitó su pene ante ellos en señal de desafío.
"Demonios, no tengo pollo o pato para vosotros", dijo Ney según el superior de la policía local Phoeung Vat. "Si queréis comer cualquier cosa, podéis comer mi pene".
Soun Ney dijo que los espíritus aceptaron el trato. El hombre fue trasladado con urgencia a un hospital cerca de la capital Phnom Penh después de que se castrase con un cuchillo de carnicero.
"Tiene suerte de estar vivo", dijo Phoeung Vat.
Los aldeanos, en el profundamente empobrecido sureste de Asia, ofrecen tradicionalmente pollo, pato o pasteles a los espíritus de los muertos para evitar la mala suerte.
Fuente: Reuters

Es que es cojonuda la noticia!! Sobretodo la expresión del tío: "Demonios, no tengo pollo o pato para vosotros. Si queréis comer cualquier cosa, podéis comer mi pene". Es que no tenía otra cosa, ni una bolsa de patatas? Si es que eso pasa por vivir en Camboya, que buscas la rima fácil y de ahí no sales... Y los espíritus? Es que me los imagino en plan "bueno, venga... Yo quería pollo o pato, pero bueno, nos apañamos con tu pene". Y a todo esto, se quedarían con hambre los espíritus? Por otro lado, es normal que los espíritus estuvieran hambrientos. Si soy yo cuando vengo del pueblo y llego con hambre del viaje, imagínate si vienes del otro mundo, que son unos cuantos kilómetros más...
Hombre, fantasías sexuales y expresiones tipo "cómeme la p..." son una cosa; y cortársela para que te la coman, es otra... Como dice Romay "una cosa es una cosa, y seis, media docena"...

A sangre, a sangre (I)...

Durante bastante tiempo estuve escuchando al gran Alfonso Arús en la radio, y en la época de Cadena 100, tenían una sección comentada por Mónica Palenzuela, uno de mis amores platónicos, llamada "Uoh, qué gusto, qué maravilla, y a sangre a sangre". Las frases vienen de Carmen de Mairena y de Massiel, y con esas frases, los oyentes se alegraban (uoh, qué gusto) por algo, o mostraban su disgusto (a sangre, a sangre) por algo o alguien. Con esta sección, trataremos de recuperar aquel espíritu... Y empezaremos con un ejemplo que me revienta:

A SANGRE con los dueños de perros que se pasean sin correa y te empiezan a perseguir y a ladrar cuando pasas corriendo.
Cuando tengo tiempo y no estoy vaguete, me gusta salir a correr. Quienes me conocen, saben del pánico que les tengo a los perros, y no ayuda mucho cuando vas corriendo y, de repente, ves a un pastor alemán, o un rottweiler más grande que tú cruzando la calle, derechito hacia ti, y con mirada asesina. Que qué hago? Pues cagarme vivo. Lo mejor es la frase esa del "no, si no hace nada", que me encanta, porque el día que se me crucen los cables y no esté tan acojonado contestaré "no, es que sólo falta que el chucho me coma, no te jode"... Y es que, aunque no haga nada, del mismo modo que a nadie le gustaría llevar a un tío detrás persiguiéndole y gritándole, a mí tampoco me gusta que un perro haga lo mismo (con la diferencia de que un tío que te persigue y te grite no te va a morder... y del perro no puedo decir lo mismo)


De tres en tres...

En "Tíratela", hablaremos de deporte. La frase viene de mi buen amigo y vieja gloria del insti Alberto, quien jugando en un torneo de baloncesto 3x3 contra un equipo de chicas, no se le ocurrió otra cosa que soltar tres perlitas en mitad del partido: "tíratela! venga, penetra! métesela!"

Para empezar la sección, os contaré algo de mí y por qué empecé a jugar a baloncesto. Al principio, como todos los chavales, jugaba al fútbol, aunque tenía tres cosas en contra: que técnicamente no era muy bueno (básicamente, sólo corría... hacía autopases y me iba por velocidad), que tenía gafas, y que mi buen amigo Luis tenía la increíble habilidad de pegarme un pelotazo en el estómago (siendo de mi equipo) en todos los partidos. Así que, mi interés por el fútbol fue decayendo... casi a la par que mi posición en el campo. De delantero pasé al mediocentro, a la defensa, llegué a jugar de portero y terminé no en el banquillo, sino animando los partidos con las tías. Así que, tras verme Chicho Terremoto, empecé a jugar a baloncesto.
chicho terremoto
Ponedme medio metro más de altura y unas gafas,
y soy igualito...

Y, claro, digamos que es un deporte más "especializado", porque como no todos juegan, yo empecé a jugar con algo de clase, además de tener que buscarme las mañas para anotar cuando jugaba contra chavales mayores que yo que me sacaban una cabeza. Pillé cierta mecánica de tiro, y hoy por hoy sigo echando unas canastas cuando tengo tiempo. De hecho, gané el año pasado una medalla de oro (mi primera medalla!!!) en el torneo de profesores contra alumnos del León Felipe. Claro que ganar un torneo siendo profesor cuando tus alumnos tienen 16 años, como que no tiene mucho mérito... Pero bueno, eso es otra historia, jejeje

Presentándonos...

Que qué esto? Pues esto es un blog, y resulta que yo ahora me he hecho blogger. Eso viene a ser que tengo una paginita en internet para escribir chorradas y donde cualquiera puede dejar su comentario. Normalmente, te encuentras con que nadie te escribre (y si alguien lo hace, seguirá la Ley de Murphy, y lo hará para mal), pero bueno, es lo que pasa con el paro, que hay que aprovechar el tiempo libre de alguna forma.
Aquí encontraréis de todo un poco... He dividido el blog en varias secciones. Una es "Desvariando", que viene a ser un cajón desastre donde pondré todo aquello que se no sepa muy bien dónde meter. Otra es "Uoh, qué gusto, vs A sangre, a sangre", cuyo título viene de una sección del extinguido programa de Arús en la radio "Arús en la 100", donde la gente enviaba sus comentarios sobre lo que les gustaba (uoh, qué gusto, qué maravilla), o les disgustaba (a sangre, a sangre). Otra es "Desinformando", donde caben todas las noticias absurdas que circulan por el mundo. En "Me Suena", hablaremos un poquito de música... sobretodo con bastante mala baba. En "Televiendo", haremos lo mismo, pero hablando de la tele. Y, por último, en "Tíratela", hablaremos de... ¡pues no, guarretes! Hablaremos un poquito de deporte. La frase viene de mi buen amigo y vieja gloria del insti Alberto, quien jugando en un torneo de baloncesto 3x3 contra un equipo de chicas, no se le ocurrió otra cosa que soltar tres perlitas en mitad del partido: "tíratela! venga, penetra! métesela!", y claro, el descojone fue general...
Así que, esto va a ser "Expediente Villa".