jueves, 19 de julio de 2012

CRÓNICA DEL BBK LIVE... ESTAMOS DE VUELTA!!!

Ya estamos de vuelta del BBK Live Bilbao 2012 y la experiencia ha sido genial, aunque haya habido un par de cosas a mejorar. Del cartel, estuvimos viendo a bastantes grupos:

- Band of Skulls
- The Maccabees
- The Cure
- The Kooks
- Radiohead
- Vetusta Morla
- Supersubmarina
- Keane
- Garbage
- Sum 41

Y a otros grupos como Mumford and Sons y Snow Patrol los estuvimos escuchando desde el camping mientras cenábamos.

Particularmente intensos fueron los conciertos de los grupos nacionales: Vetusta Morla y Supersubmarina, que lo dieron todo sobre el escenario, ganándose al público y enloqueciendo por momentos en el escenario. Y es que son grupos y conciertos de los que te dejan la sensación de querer más, incluso siendo grupos desconocidos para uno (a Vetusta Morla ya los conocíamos, pero era la primera vez que escuchaba a Supersubmarina y rápidamente pasaron a la casilla de "grupos a seguir").


En cuanto a los "cabeza de cartel", algunos problemas para The Cure por problemas técnicos ("problema tecnical", como dijo Robert Smith, que se tuvo que marcar tres temas en solitario mientras los problemas se solucionaban y finalizándolo con un "this is The Cure, this isn't Robert Smith". Tres horazas de concierto que un servidor no aguantó el primer día por estar demasiado cansado (había dormido una hora en todo el día y me había hecho 450 km hasta llegar a Bilbao).


El concierto de Radiohead llenó el recinto por todos los lados y estuvo bien, aunque se echó de menos algunos temas un poco más movidos, y aunque puedan estar hartos ya de tocarla, imperdonable que no tocaran el Creep.



En cuanto a Garbage, aproximadamente hora y veinte de concierto que se hizo muy corto. Tenían dos opciones: explotar las canciones de su nuevo disco "Not you kind of people", o tocar "sus clásicos de siempre", y eligieron la segunda opción. Ya en la segunda canción pudimos escuchar el "I'm think I'm Paranoic", y todos pudimos enloquecer con ellos. Tampoco se libraron de los problemas técnicos, y también a destacar la simpatía de Shirley Manson, muy habladora entre tema y tema, y que dio su apoyo a los asistentes hablando sobre los problemas del país y que nos tranquilizó con un "Everything gonna be allright. Don’t panic". Como hemos dicho, aproximadamente hora y cuarto de concierto que se hizo extremadamente corto para aquellos que somos seguidores del grupo de la pelirroja, y se echaron en falta algunos temas como el "When I grow up" o uno del que estamos seguros que habría hecho botar a todo el público asistente como es el "Sex is not the Enemy"



Y posteriormente, el mismo día estuvimos viendo a Sum 41, muy majetes y dando mucha bola al público. Hicieron subir a tres o cuatro para que disfrutaran desde el mismo escenario del concierto, y Deryck Whibley, el cantante del grupo, se estuvo riendo un buen rato viendo al público dando botes y haciendo corrillos, mientras decía "you are fucking crazy!". Y como no, enloquecimos más al ritmo del "In too deep".



+ COSAS A DESTACAR!!!
+ Los grupos que fueron, que lo dieron todo
+ El ambiente de la gente, ya que teniendo en cuenta la afluencia y lo mamado que puede llegar a ir uno a altas horas de la madrugada, no tuvimos ningún problema, ni vimos peleas ni nada (salvo algún gilipollas que lanzó un vaso en la carpa Vodafone a las cuatro de la madrugada y que me dio en la puta cabeza)
+ El parking habilitado en el BEC (Bilbao Exhibition Centre), desde donde se podía coger el autobús para ir hasta Kobetamendi. 7€ por los tres días en un parking con vigilancia, cámaras de seguridad...
+ Los mochileros cerveceros, uno de los descubrimientos que más explotaron mis amigos: un tío con un barril a la espalda que te vendía los minis de cerveza a un solo euro más de lo que costaba en la barra... Cerveza fresquita sin tener que moverte
+ Los meaderos para los tíos: cuatro meaderos en un metro cuadrado ahorran espacio, tiempo y colas (paradójico...). Además, a pesar de que al tercer día olían a naftalina y meado de burro y que ya estaban un poco guarros, son una alternativa mucho más limpia que los baños típicos con el retrete que ponen en las fiestas y que a medida que pasan las horas te toca mear cada vez desde más lejos y calcular el grado de inclinación con el que tiene que salir el chorro para que atines en el retrete.
+ No es algo propio del festival, pero sí del sitio... Hay que destacar lo jodidamente bien que se come en Bilbao!!!!

No es un guiri perdido por Bilbao... soy yo...


- COSAS A MEJORAR!!!
- El servicio de autobuses se quedó un poco corto a primeras horas de la mañana, cuando todo el mundo se iba a Bilbao (San Mamés) o al BEC
- El método de "dinero del festival" para comprar. Dentro del recinto, para comprar bebida o comida (a no ser que lo compraras al mochilero cervecero) tenías que cambiar tu dinero por tickets equivalente a dinero (billetes y púas de guitarra) con los que pagabas tu bebida y tu comida. El método no es malo, de hecho simplifica la labor de los que están al otro lado de la barra y permite un mayor control del dinero por parte de la organización (además de que siempre salen ganando, porque hay veces que te quedarás con un púa de recuerdo, y otras veces cambias más dinero del que tenías inicialmente pensado gastarte sólo por no volver a cambiar, con lo cual, consumes más), pero no es lógico que tengas que ir a una punta del recinto a cambiar, hacer una cola enorme, y luego ir a la otra punta del recinto a pedir. Lo lógico si quieres hacerlo así  es que en la misma barra donde vas a vender dejes una para cambiar tu dinero, y no tengas que ir de un lado a otro, y más teniendo en cuenta que te tienes que mover entre miles de personas que están paradas viendo un concierto...
- El camping en general. Si bien es cierto que camping en sentido estricto no es, porque aquello no deja de ser un monte, se organizó no demasiado bien... Imposible ducharse y digamos que dormir tres días en una pendiente de 30º no es precisamente cómodo, aunque sí que hay que decir que es cómico, ya que cada vez que te despertabas, te encontrabas más al fondo de la tienda de campaña, haciendo fuerza con los pies apoyado en los macutos (e incluso en la comida) hasta que llegaba un momento que cedías y decías "mira, me da igual... voy a hacer el bicho bola, voy a rodar tienda abajo, y como me quede, me quedo". Estuvo todo el mundo así? No... Los que tuvieron suerte y fueron a primera hora del miércoles (un día antes de empezar el festival), cogieron un buen sitio, y el resto... Pues nos tocó ir en plan equipo de exploración... De hecho, impagable el momento "William Wallace" que tuvimos cuando empezamos a caminar hacia una zona desocupada en mitad del monte y un grupo encabezado por un francés nos empezó a seguir como si fuésemos a la batalla... En cuanto a las duchas, a ver, no hay que pecar de pretenciosos, sabes dónde vas, sabes lo que es un macrofestival así, y no puedes pretender ducharte como en tu casa, pero simplemente asearte era una odisea... Qué es lo que pasó? Que todos optamos por ir a los baños del BEC... y como todos pensamos lo mismo y había pocos autobuses a primera hora, pues las colas para subir al autobús eran largas... La pescadilla que se muerde la cola, amigos.

Los tres mosqueteros con nuestras entradas al BBK Live!!

Pero bueno, con todo y con eso, tengo hasta un ejercicio para plantear a mis alumnos:
"Calcula el coeficiente de rozamiento mínimo entre la esterilla y el cuerpo de alguien de 60 kg para que no resbale tienda abajo al dormir, si la tienda está en una pendiente de 30º con la horizontal... Lo has calculado? Vale, pues el coeficiente que teníamos era menor, porque salíamos rodando!!!"

Nos volveremos a ver el año que viene? Pues puede ser, amigos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario