miércoles, 26 de enero de 2011

Un camboyano se corta el pene para alimentar a los espíritus...

Si por algo me gustaban los programas radiofónicos de Arús era por comentar noticias surrealistas. Desde que desapareció (aunque un par de años después apareciera el "Ya Te Digo" en EuropaFM con José Miguel Cruz, el pupilo de Arús, y tratara de recoger el mismo estilo), me paseo por internet rastreando noticias absurdas. Una que me impactó, y que escuché por el mismo Arús hace siete años, y que no se me olvidará nunca, es ésta:

UN CAMBOYANO SE CORTA EL PENE PARA ALIMENTAR A LOS ESPÍRITUS
Un camboyano se mutiló el pene cuando, según dijo, fue visitado por espíritus hambrientos en un sueño y no tenía pollo o pato para ofrecerles.
Según la policía, Soun Ney, de 33 años, dijo a los espíritus que se marchasen cuando aparecieron pidiendo comida, y agitó su pene ante ellos en señal de desafío.
"Demonios, no tengo pollo o pato para vosotros", dijo Ney según el superior de la policía local Phoeung Vat. "Si queréis comer cualquier cosa, podéis comer mi pene".
Soun Ney dijo que los espíritus aceptaron el trato. El hombre fue trasladado con urgencia a un hospital cerca de la capital Phnom Penh después de que se castrase con un cuchillo de carnicero.
"Tiene suerte de estar vivo", dijo Phoeung Vat.
Los aldeanos, en el profundamente empobrecido sureste de Asia, ofrecen tradicionalmente pollo, pato o pasteles a los espíritus de los muertos para evitar la mala suerte.
Fuente: Reuters

Es que es cojonuda la noticia!! Sobretodo la expresión del tío: "Demonios, no tengo pollo o pato para vosotros. Si queréis comer cualquier cosa, podéis comer mi pene". Es que no tenía otra cosa, ni una bolsa de patatas? Si es que eso pasa por vivir en Camboya, que buscas la rima fácil y de ahí no sales... Y los espíritus? Es que me los imagino en plan "bueno, venga... Yo quería pollo o pato, pero bueno, nos apañamos con tu pene". Y a todo esto, se quedarían con hambre los espíritus? Por otro lado, es normal que los espíritus estuvieran hambrientos. Si soy yo cuando vengo del pueblo y llego con hambre del viaje, imagínate si vienes del otro mundo, que son unos cuantos kilómetros más...
Hombre, fantasías sexuales y expresiones tipo "cómeme la p..." son una cosa; y cortársela para que te la coman, es otra... Como dice Romay "una cosa es una cosa, y seis, media docena"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario